MISIONERAS DE JESUS, VERBO Y VÍCTIMA

Hace unas semanas estuve en una misa en la catedral en la que el obispo admitía a una muchacha a ser “virgen consagrada”.

¿Qué es esa vocación? 

Desde los inicios del cristianismo el Espíritu Santo ha inspirado a algunas mujeres a ofrecer su virginidad a Jesucristo y consagrarse únicamente a su amor. Ya san Pablo nos dice que una virgen se dedica más a las cosas del Señor, mientras que una mujer casada tiene que dedicarse a su marido y su familia. Por ello, el Apóstol, aún reconociendo y promoviendo el valor altísimo de la vocación matrimonial, exalta la excelencia de la vocación consagrada.

Así surge en la Iglesia el “orden de las vírgenes”, que es un grupo de mujeres consagradas que viven en el mundo, con un vínculo especial con la Iglesia y el obispo, para servir a la Iglesia con su santidad de vida y con su apostolado…

Ver la entrada original 162 palabras más

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s